TU GUÍA DE OCIO EN CUENCA, BARES, RESTAURANTES, PROMOCIONES...

- Volver -

Carne de Buey Gallega en Cuenca

La verdadera carne de Buey Gallego en el Recreo Peral


Últimamente se habla mucho sobre la verdadera carne de buey frente a la carne de vaca vieja. Te ayudamos a distinguirlas y te ofrecemos la posibilidad de degustar este delicioso producto en Cuenca


La carne de buey es una delicia capaz de seducir a cualquiera en las cartas de muchos restaurantes. Aunque atrae en todas sus formas, la hamburguesa de buey  o el chuletón son los más solicitados. Se trata de un macho ovino castrado que legalmente debe tener más de cuatro años de vida cuando vaya a ser sacrificado. Este es un producto tan solicitado como difícil de encontrar, y es que su venta al público es muy escasa porque se sacrifican muy pocos bueyes al año. Se abre aquí de nuevo la polémica sobre los establecimientos que sirven carne de vaca vieja habiéndola ofrecido de buey.

Estos dos tipos de carne son muy parecidos a nivel visual, por lo que en numerosas ocasiones los establecimientos sirven chuletas de vaca vieja en lugar de la carne de buey que se anuncia en la carta. Es cierto que la carne de vaca no es perjudicial para la salud, pero los establecimientos que la sirvan deberían identificarlo para que los clientes puedan elegir si tomarla o no. Por supuesto, este tipo de carne tiene que ser cocinada a altas temperaturas para eliminar las bacterias que pueda contener y que no suponga así un peligro para la salud de quieres la consuman. Uno de los factores más importantes en el cuidado de la carne de vaca vieja es el estado en el que se encuentra durante su maduración. Debe encontrarse en las condiciones óptimas de conservación y pasar todos los controles que sean necesarios.

¿Cómo distinguir una de otra?

Resulta relativamente fácil hacerlo, por ejemplo, en una carnicería, ya que su aspecto es algo diferente. No obstante, diferenciarlas cuando la carne está cocinada es algo más complicado que solo los auténticos expertos son capaces de hacer. Algunos de ellos aseguran que la grasa del buey es más blanquecina que la de la vaca, que tiene un aspecto amarillento. Sendos sabores, por el contrario, no tienen nada que ver. La carne de buey es mucho más sabrosa  y melosa (incluso demasiado para los que no son muy aficionados a la carne). Además, es abundante en proteínas, minerales y hierro.

Que mejor momento para poder degustar esta deliciosa carne de buey en Cuenca que las Jornadas  de Buey Gallego que el Restaurante Recreo Peral ha traido a Cuenca para todos vosotros gracias a las iniciativas de su gerencia  de mano de Nacho Villanueva
 

Más Imágenes

bares de cuenca

Enlaces

No hay enlaces adjuntos.