TU GUÍA DE OCIO EN CUENCA, BARES, RESTAURANTES, PROMOCIONES...

- Volver -

Hoz del huecar de Cuenca

Un paseo por la Hoz del Huécar


Disfruta de un excelente paseo desde la Puerta de Valencia a la Plaza Mayor de Cuenca conociendo el Parador de Cuenca, contemplando una de sus dos hoces, el Puente San Pablo y Las casas colgadas.


Cuenca es una de las ciudades más atractivas para los turistas españoles. Su tradición cultural e histórica le ha valido el reconocimiento de ciudad Patrimonio de la Humanidad, a lo que por supuesto han contribuido sus populares Casas Colgadas. Para todos los que quieran contemplar las vistas más espectaculares de la capital conquense, una ruta por la hoz del Huécar es un plan inmejorable. Un punto ideal donde comenzar el itinerario es la calle de los Tintes, desde la que se puede pasear al lado del río hasta llegar al Teatro Auditorio de Cuenca. Este es un recorrido de acceso peatonal perfecto para ir con niños o en grupo, donde además hay un parking donde aparcar el coche para comenzar el trayecto.

Junto al propio Auditorio encontramos Grotte, un establecimiento que sin dida merece la pena visitar, con una terraza cuyas vistas pueden mostrarte una panorámica de la arquitectura típica del casco antiguo de la capital, además de ofrecerte un buen tentenpié, pues durante los fines de semana puedes comer, cenar, picotear o incluso trasnochar en su agradable ambiente y local integrado en una cueva natural.

Se trata de un paseo por el río mientras se disfruta de un particular paisaje desde el que se llega hasta la parte baja del casco histórico. Desde este punto pueden verse las Casas Colgadas, cuyos balcones se asoman al acantilado que da a la hoz. Datan de finales del siglo XV y aunque antiguamente fueron viviendas particulares, actualmente albergan al Museo Español de Arte Abstracto. Asimismo, este símbolo de la ciudad es un ejemplo de la arquitectura más tradicional de Cuenca y uno de sus atractivos más demandados por los turistas.

Además de las Casas Colgadas, desde el río Huécar también se puede contemplar el puente San Pablo, que fue construido para comunicar la ciudad con el antiguo convento, sobre el que actualmente se encuentra el parador. Aunque hoy en día se ha transformado en un hotel, los más curiosos todavía pueden visitar el claustro y la iglesia del convento, donde aún se ofician misas. El puente San Pablo se ha convertido en uno de los enclaves de la ciudad desde donde se aprecia la mejor vista de las Casas Colgadas y todo el paisaje de la hoz del Huécar.



 

Más Imágenes

bares de cuenca

Enlaces

No hay enlaces adjuntos.

Con la Colaboración de

Gracias a las cuales todo este proyecto es posible...