Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Es necesario que acepte el uso de estas 'cookies' para el correcto funcionamiento de la web. Para más información consulte nuestro Aviso Legal.

Aceptar

Casco Antiguo de Cuenca: de sorpresa en sorpresa

Si eres un visitante curioso e inquieto que ha llegado a la ciudad de Cuenca en busca de una bonita experiencia, no podemos más que recomendarte que tu primera visita sea encaminar tus pasos hacia su coqueto y encantador casco antiguo. ¿Te animas a conocer esta ruta cultural que te hemos preparado?

Declarado Patrimonio de la Humanidad en 1996, en el casco antiguo de Cuenca te encontrarás con un laberinto de callejuelas, edificios históricos y un rico patrimonio museístico que te sorprenderán desde el primer momento. Si has venido en coche, te aconsejamos aparcarlo en la parte nueva de la ciudad y comenzar a saborear desde su parte baja las casas singulares encaramadas a la roca que inician este itinerario. No hay que tener prisa, ni fatigarse para llegar con rapidez hasta su plaza mayor, pues es en la subida calmada donde verdaderamente descubrirás el encanto de esta parte de la capital conquense.

Ese tramo tiene su parada intermedia en la Plaza Mayor, en donde las arcadas del edificio del ayuntamiento sirven para acceder a ella por este punto. Estarás en pleno centro del casco antiguo y será el momento de admirar y visitar su magnífica catedral gótica de Santa María y San Julián. Si te has quedado con más ganas de arte, el casco antiguo posee pequeñas joyas museísticas que convierten a esta localidad en una de las ciudades con mayor patrimonio cultural por metro cuadrado. Por eso no te puedes perder el museo de Arte Abstracto Español (espacio expositivo en donde estarás rodeado por una de las colecciones más completas de obras abstractas y podrás admirar la bella hoz del Huécar desde alguno de sus magníficos ventanales); la Fundación Antonio Pérez, ubicada en el que en su día fue convento del siglo XVII; o, si vas con niños, acercarte hasta el Museo de las Ciencias de Castilla la Mancha, que recientemente ha cumplido veinte años de vida y cuyas sugerentes e interactivas propuestas sobre el conocimiento de la astronomía y el planeta harán las delicias de pequeños y mayores. 

Y como sabemos que este recorrido propuesto os abrirá el apetito y la sed, será el momento de dirigir nuestra marcha hacia el Barrio del Castillo para hacer una parada en alguno de los bares o restaurantes allí situados y tomarse algo mientras aprecias el magnífico entorno en donde te encuentras.  

Y lo mejor de todo es que, lo que te hemos contado, es solo un botón de muestra, unas pequeñas pinceladas de todo lo que te espera si te animas a visitar esta zona de Cuenca, y en el que las sorpresas, en forma de patrimonio y gastronomía, están en cada rincón de su admirable entramado. ¡Que lo disfrutes!

Recuerda

Te informamos de lo que ocurre en Cuenca

Toda la actualidad de la hosteleria en Cuenca