Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Es necesario que acepte el uso de estas 'cookies' para el correcto funcionamiento de la web. Para más información consulte nuestro Aviso Legal.

Aceptar

Distribuciones Martínez Ayllón: Mucho más que una distribuidora de vinos

Conocemos a Roberto Martínez-Miranzos y su distribuidora Distribuiciones Martínez-Ayllón


Nos encontramos con Roberto Martínez-Miranzos, director de Distribuiciones Martínez-Ayllón, una de las principales distribuidoras en Cuenca de vinos y otros productos. En esta entrevista que nos ha concedido dentro de su apretada agenda, descubrimos a un auténtico prescriptor de buenos vinos que dirige esta empresa que, además de trabajar con primeras marcas, lleva más de dieciochos años de experiencia.

- Además del almacén, tenéis una tienda de venta de productos…

La tienda la abrimos hace cinco años porque el almacén como tal no da la sensación de venta al público, y eso hacía que la gente se privara más a la hora de pasar, así que pensamos que sería una buena idea montar una tienda.

- ¿Qué productos puede encontrar el cliente en vuestra tienda?

Principalmente vinos y alimentación. Vinos que intentamos que no estén en el resto de establecimientos (gama media-alta) y, en cuanto a la alimentación, tenemos una un poco más selecta y que puede ser traída bajo pedido. Por ejemplo, algún ahumado, caviar, hígado de pato…

En lo relativo a los vinos intentamos tener desde vinos para chateo como vinos que alguien busca para un evento y quiera quedar bien. Sabiendo que cualquier vino se puede adquirir en Internet, nosotros aunamos la inmediatez que este tipo de clientes puede demandar con la calidad del producto que busca.

- ¿Cuáles son vuestros principales clientes y cuáles son los productos que más vendéis?

Nuestros principales clientes se encuentran en el sector de la hostelería, fundamentalmente restaurantes, bares y tiendas de alimentación.

¿Productos que más vendemos? Pues desde un tomate frito a un beicon y, por supuesto, los vinos que llevamos son de todas las denominaciones que más se venden en Cuenca. Después de tantos años de experiencia sabemos qué vinos son los que más se venden y cuáles los que menos. En Cuenca se venden vinos de Cuenca, luego de Castilla-La Mancha, Ribera de Duero y Rioja, por este orden. Además, el  turista que viene de fuera quiere probar vinos de aquí.

- Recomiéndanos un vino que por su calidad-precio sea excelente

Para mí los vinos ecológicos de Alto Landón cumplen de sobra con ese binomio calidad-precio. Sorprendentemente, para mí el mejor no es el más caro, sino la gama intermedia, como el Rayuelo. Ronda en tienda los ocho euros y es un vino excepcional.

En Cuenca y en Castilla-La Mancha hay excelentes vinos que la gente no conoce y que no tienen nada que envidiar a un Rioja o a un Ribera del Duero. Otro ejemplo, el Allozo, de la localidad de Tomelloso que, con un precio barato imbatible, lo convierten en un vino excepcional.

- ¿Qué otros productos de Cuenca, o de Castilla-La Mancha, y que tengáis, te gustaría que descubriera el cliente potencial?

En aceites también Cuenca es un excelente escaparate de este producto para comprobar la calidad de estos. Nosotros en breve vamos a comercializar un aceite que proviene de Valdeolivas y lo elabora un pequeño particular. Es un producto exclusivo con un precio alto que determinados clientes pagarán para disfrutarlo. Pero lo que quiero dejar claro es que Cuenca tiene unos productos excelentes de los que tenemos que sentirnos tremendamente orgullosos: aceites, miel, vinos…

- Ahora que vivimos en un aumento exponencial de la venta online, ¿os habéis planteado tener vuestra propia tienda de venta por Internet?

Hace ya tiempo intentamos promoverlo haciendo una propuesta muy curiosa: esta consistió en hacer un descuento bastante grande —creo recordar que era un 30%— descargándose un cupón para canjearlo en la venta que se hiciera de nuestros productos y que ofrecíamos a través de un canal de venta electrónica. ¡No hubo ninguna venta! Y es que sin posicionamiento, sin inversión, etc., es muy difícil la venta online, y más aún cuando compites con gigantes del comercio electrónico que se dedican casi exclusivamente a esto. Nosotros hacemos algo de publicidad en radio y algo en prensa, pero la posibilidad de tener una tienda virtual de nuestros productos no la barajamos en estos momentos.

- ¿Qué crees que le falta a Cuenca, desde el punto de vista empresarial, para que tenga un empujón cualitativo como ciudad?

Influye mucho la pasividad de la gente. Además, es muy fácil decir que el empresario de Cuenca no intenta invertir, arriesgar…, pero creo que el problema radica a nivel político. No somos capaces de movilizarnos para traer a nuestra ciudad empresas que inviertan aquí, pero no me refiero a una macroempresa que dé tres mil puestos de trabajo, sino cien que den cada una treinta puestos de trabajo. Ayudar en su implementación, sin que tengan que ser «estranguladas» burocráticamente para que se pusieran en funcionamiento. Eso daría vida a Cuenca y todo el tejido de la misma se beneficiaría.

Para más inri, es curioso que teniendo la masa forestal que poseemos, no tengamos una fábrica buena de muebles, no explotemos turísticamente ese patrimonio natural para atraer viajeros. Si seguimos así, y no se toman medidas urgentes, al final esto se va a convertir en un escenario de Walking Dead.

- Como conquense, ¿qué sitio recomendarías visitar a alguien que viniera por primera vez a Cuenca?

El hocino de Federico Muelas. Aunque lamentablemente está en un estado lamentable de conservación, el sitio es espectacular. Si se arreglara un poco ese camino, se señalizase mínimamente, se iluminara algo del recorrido…, sería una puesta en valor que a los visitantes y a los propios conquenses nos encantaría.
Hay pequeños tesoros en Cuenca que la gente no conoce más allá de lo más visitado turísticamente, ¡pero es que me he encontrado turistas que no sabían el camino a la ermita de las Angustias!, y esos sitios tan bonitos debemos promocionarlos.

Y la promoción de la ciudad, para darle vida no solo debe pivotar en el casco antiguo, que ya se vende por sí mismo, sino que se puede hacer en otras ubicaciones, como, por ejemplo, montar un mercado medieval en el paseo al lado del Auditorio, teatro al aire libre en la zona nueva de Cuenca, promocionar el tapeo en las zonas menos conocidas, que sitios buenos los hay.


BARES DE CUENCA
quiere agradecer sinceramente la colaboración de Roberto en esta entrevista y las facilidades que nos ha dado para que pudiéramos animadamente charlar con él, así como la implicación que tiene con el proyecto desde el primer día.



CONTACTO
Dirección: Paseo Famadas, nave 13
16004 Cuenca
Teléfono: 969 23 21 67

Recuerda

Te informamos de lo que ocurre en Cuenca

Toda la actualidad de la hosteleria en Cuenca