Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Es necesario que acepte el uso de estas 'cookies' para el correcto funcionamiento de la web. Para más información consulte nuestro Aviso Legal.

Aceptar

Ramona Velázquez y Alfonso de Dios

Su galardonado arroz caldoso con rabo de toro es una de las muchas sorpresas que nos aguardan en este local recién inaugurado.


Ramona Velázquez y Alfonso de Dios dejaron su Almarcha natal y han emprendido  una nueva aventura hostelera en la capital conquense con La Botica de Felipe Aunque el nombre proviene del antiguo dueño, ellos lo han mantenido porque así se conocía en Cuenca y les parecía una buena idea.

- ¿Hace poco fue la nueva inauguración de vuestro local y por las fotos y los comentarios de nuestros compañeros de Bares de Cuenca fue todo un éxito de convocatoria?

Sí, el pasado día 11 de abril. La verdad es que fue tremendo, ¡hasta nos quedamos sin cerveza y tuvimos que ir a por más!

- ¿Siempre habéis estado relacionados con el mundo de la hostelería?

Sí, desde siempre. Yo tenía con mi hermano un restaurante en La Almarcha, el Restaurante Jorge Manrique, pero nuestra idea era tener un pequeño bar en Cuenca y encontrar más tranquilidad, así que nos vinimos para acá.

- La ubicación del bar, detrás del hotel NH, y en una plaza amplia, ¿qué pros y contras le estáis viendo en este comienzo?

De momento, contras, ninguno. Es una zona tranquila, con una plaza muy amplia, buen aparcamiento. La gente está viniendo a nuestro local con bastante asiduidad. Al estar cerca de un hotel nos vienen clientes del mismo, pero sí que es verdad que la gente del barrio está siendo lo más común y también de otras zonas de Cuenca.

- ¿Habéis hecho algún cambio en la carta con respecto a la que ya había o queréis especializaros en algún producto en concreto?

Nuestra idea es la de hacer una carta tipo restaurante. Abrimos a las 11:30 para dar el servicio de las cañas, luego las comidas (cerramos por la tarde) y abrimos para el servicio de restaurante por la tarde-noche. Tenemos raciones, carnes y pescados frescos y un menú diario de 12 euros.

- En una ciudad como Cuenca, que tiene tantos bares, ¿cuál creéis que es lo que os puede diferenciar o haceros un hueco en esta actividad?

Para destacar el negocio y permanecer en el tiempo es fundamentalmente tener buen servicio y buenos productos de calidad…., no hay otro secreto.

- Sabemos que Ramona recibió un premio bastante importante en un concurso de arroces. Contadnos un poco cómo fue.

Todos los años hay un concurso de arroces a nivel nacional que lo patrocina Unilever y que es impulsado por la Federación Española de Hostelería (FEHR) y por la Federación de Cocineros y Reposteros de España (FACYRE). Nosotros concursamos con el restaurante Jorge Manrique con el arroz caldoso con rabo de toro. Nos quedamos primeros por Castilla-La Mancha y por Madrid. Luego, en la final, nos quedamos terceros.

La idea de Ramona era hacer un arroz diferente y que sorprendiera por su sabor. La verdad es que ha tenido un éxito tremendo y se pide muchísimo en nuestro restaurante. Es un plato que recomendamos a nuestra clientela, además de los asados y braseados: cochinillo, la paletilla de cordero…

- Una pregunta que hacemos a todos nuestros entrevistados es la de qué creen que le falta a Cuenca para tomar ese impulso empresarial y turístico que tanta falta le hace a nuestra ciudad…

A Cuenca le hace falta un empujón grande desde las instituciones y la clase política. Nuestra ciudad y su provincia tienen un potencial tremendo que está infrautilizado y falto de promoción. Estamos muy bien comunicados por carretera y por tren con el AVE, por lo que es un factor que ya tenemos.

- Si viniera a Cuenca un familiar o un amigo, ¿qué le recomendaríais que visitara?

El casco antiguo y la Serranía son preciosos y dignos de ver. Estarían una semana y no dejarían de ver cosas preciosas.

Nos quedamos un ratito con Ramona que, teniendo ya mucha faena a estas horas, nos ha atendido amablemente.

- Ramona, eres ¡“la reina de los arroces”!… ¿Cómo se te ocurrió lo del arroz caldoso con rabo de toro? ¿Es muy complicado de elaborar?

Noooo, reina de “los arroces” no, ¡“del arroz”! (risas). Pues la verdad es que mi hijo estaba empeñado en que yo me presentara a algún concurso. Teníamos que llevar un arroz atípico o que no fuera el usual de esta clase de concursos, tipo paella, así que, entre la familia, hicimos ese arroz.

Este arroz tiene la dificultad de las horas que tiene que estofarse el rabo para que quede en su punto óptimo. El rabo de toro no era un plato que yo cocinara normalmente, pero creo que fue una buena idea.

Muchas gracias a Ramona y a Alfonso por habernos recibido con tanta amabilidad a pesar del trajín que ya tienen a primera hora de la mañana. Estamos seguros de que su galardonado arroz será un motivo más para visitarles y disfrutar en su recién estrenado local.

Recuerda

Te informamos de lo que ocurre en Cuenca

Toda la actualidad de la hosteleria en Cuenca